RSS Feed
Noticias

El Vórtice. Alimento para el pensamiento.


Con Ana Digón, Mónica Fernandez y Enrique Pastor.

Estos días 13 al 16 de Noviembre 2014 se celebra la 29ª edición de Biocultura en Madrid, con presencia de cientos de estánds con productos ecológicos de todo tipo: alimentación, cosmética, salud y bienestar, libros, artículos del hogar, huerto y jardín, y un sinfín de propuestas para hacer de las elecciones que tomamos cada día como consumidores un acto coherente y político, un voto a favor de modelos de producción que sean respetuosos con el planeta y las personas.

Con ocasión de su visita a Madrid para ofrecer unas charlas en Biocultura, Ana Digón, coordinadora de la red ibérica de Agricultura Regenerativa, y Mónica Fernández, co-impulsora de una asociación ibérica de productores de carne de pasto, junto con el ganadero Quique Pastor como invitado telefónico, acompañan a Mitoa en El Vórtice en esta dinámica y reveladora conversación, dirigida tanto a profesionales del sector como a cualquier persona que esté interesada en una nutrición saludable… y más alla de ello, en cómo la alimentación es una parte esencial de nuestras vidas que puede servir para controlarnos o para hacernos libres.

Ser consumidores informados y conscientes supone una de las acciones que podemos tomar hoy en día para transitar el camino de la “esperanza consciente y capacitada”, esa vía intermedia entre la desesperanza que puede causar el constatar ‘cómo están las cosas’, y el optimismo desaforado que cree que ‘ya vendrá alguien’ a solucionar la situación.

Una de las iniciativas que está presente en Biocultura, y que transita con decisión esa vía intermedia de la “esperanza consciente y capacitada” es la Agricultura Regenerativa, que ofrece herramientas concretas y de demostrada aficacia para regenerar nuestros ecosistemas agrarios, nuestras economías y nuestra sociedad.

La red ibérica de Agricultura Regenerativa se dedica desde hace varios años a difundir estos conceptos y herramientas a través de cursos con formadores internacionales y encuentros entre grupos de trabajo locales, con la intención de capacitar a agentes de cambio que puedan dar un vuelco a la forma de producción de los alimentos en nuestro país.

La situación de la mayoría de los agricultores y ganaderos de Iberia, tanto convencionales como ecológicos certificados, es tal que se encuentran atrapados en una rueda de dependencia de la gran agro-industria, que les vende y dicta lo que deben aplicar, cómo deben gestionar, a quién y por cuánto pueden vender su producto… Hablamos de sistemas industrializados, no rentables (no sobreviven sin las subvenciones), poco respetuosos con las personas y el entorno, que desmineralizan los suelos y por tanto los alimentos que nos comemos.

Una persona desmineralizada es una persona enferma, que no puede expresar todo su potencial y sobre todo que no puede pensar con libertad y amplitud. Controlar la desmineralización de nuestra dieta es controlar nuestras mentes. Junto con los efectos colaterales de la agro-industria y sus métodos en la economía, en la ecología y en la sociedad, este es otro motivo más para replantearnos cómo se produce lo que comemos, y para apoyar los modos de producción que sí se corresponden con lo que queremos para nosotros y nuestros hijos. ¡Liberemos las mentes a través del alimento consciente y mineralizado!

Cada vez son más los productores y productoras de nuestro país que se replantean también (por motivos económicos, de salud o éticos) los modelos de producción que les han vendido desde industrias, universidades y administraciones diversas, y que encuentran en modelos distintos como la Agricultura Regenerativa una esperanza que además les ofrece herramientas prácticas, es decir, les capacita para aplicar otras técnicas, observar y analizar resultados, e ir afinando para sentirse cada vez más satisfechos con los productos que ofrecen a sus consumidores, que necesariamente han de ser personas conscientes y cercanas geográficamente, restableciendo el vínculo de confianza entre productor y consumidor que no requiere de sellos ni intermediarios ni piratas. Estos productores innovadores y pioneros entienden además que el cambio pasa por la colaboración, no la competición, y que uniéndonos somos más fuertes y diversos. Así, una de las iniciativas actuales que nace de los productores es la de agruparse y cooperar, como están haciendo una serie de ganaderos de toda Iberia que producen carne alimentada únicamente con pasto: vacas que comen hierba. Como toda la vida. Y es que, ¿sabías que las vacas que comen pienso, como hacen las convencionales, viven toda su vida con indigestión..? ¿Y que esa indigestión permanente hace que su carne sea tóxica? ¿Y que eso es lo que te venden en el súper? No sorprende entonces que esta sociedad está cada vez más enferma física y mentalmente, si somos lo que comemos, y comemos carne y otros productos tóxicos.

Ana Digón, coordinadora de la red ibérica de Agricultura Regenerativa, y Mónica Fernández, co-impulsora de una asociación ibérica de productores de carne de pasto, junto con el ganadero Quique Pastor como invitado telefónico, acompañan a Mitoa en El Vórtice para contarnos un poco más sobre todo ello. Puedes ver más información sobre estos temas en:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »