RSS Feed
Noticias

ANTONIO J. MAYOR
La FED sube el tipo de interés

La FED (Reserva Federal) anunció ayer miércoles 16 de Diciembre,  que iba a subir los tipos de interés a corto plazo, por primera vez desde la crisis financiera, una decisión que describió como un voto de confianza en la economía estadounidense aun cuando gran parte de la economía mundial se halla en dificultades críticas y son numerosos los conflictos existentes.

La ya ampliamente publicitada y anunciada subida desde meses atras de elevar las tasas a un rango entre 0,25 por ciento y un 0,5 por ciento , según señala Janet Jellen, marca el principio del fin para el programa de estímulo del banco central. Funcionarios de la Fed destacaron que tenían la intención de elevar las tasas de forma gradual, y sólo si el crecimiento económico continúa. Según las predicciones de altos funcionarios de la FED,  Las tasas de corto plazo se elevarán  alrededor de un punto porcentual al año durante los próximos tres años.

Las tasas de interés de las hipotecas y otros tipos de préstamos y las cuentas de ahorro y otros tipos de inversiones,  afirman que “es probable que permanezcan bajos en los próximos años.”

 ______________________________

Pero, ¿ Qué significa y qué consecuencias tiene una subida de tipos de interés desde la FED?

Los tipos de interés son determinantes en la realidad económica de todo país, ya que determinan el valor( tipo) de cambio de su moneda. El valor de una divisa o moneda, no está sujeto a ningún tipo de regulación o cambio oficial, con lo que se fija simplemente en comparación con otras monedas frente a las cuales, en función a su demanda o su cotización frente al resto, queda determinado su aparente valor relativo.

Si una divisa baja su tipo de interés, se hace más “barato” comprarla, con lo que si existen diferentes valoraciones de la misma en según qué mercados, entra en juego la especulación cambiaria, donde aparece una elevada demanda de dicha divisa barata, para ser, bien adquirida en espera de que vuelva a subir su precio y revenderla obteniendo beneficios, o simplemente comprada donde su valor sea más bajo para colocarla allá donde se pague más por ella. ( Compro dólares en EEUU y los vendo en Colombia ). Se produce entonces el paradigma de que a menor valor en según qué divisas, también su precio sin embargo se dispara debido a la demanda especulativa o a las oportunidades de obtener beneficios con su compraventa y colocación paralelas aprovechando las desigualdades de cotización y oferta en los diferentes mercados.

Pero cuando sobre una divisa como el dólar ( moneda actualmente referencia transaccional  a nivel global) se decide aumentar sus tipos de interés, máxime en el actual entorno económico  mundial, las consecuencias adquieren una enorme magnitud que incide de manera muy desigual según las economías a las que afecta , cada vez de manera más drástica, ya que en un entorno globalizado, las interrelaciones y el efecto dominó son inevitables y con escasa capacidad de control sobre ello.

La subida de los tipos de interés presenta en lugar destacado a unos beneficiados por encima del resto: Los grandes Bancos con préstamos en dólares a terceros y depósitos de dólares ( “exceso de reservas”)  en la FED.

La deuda en dólares que actualmente se halla fuera de EEUU ( países extranjeros) se cifra en más de 9 billones de dólares, acumulando las economías emergentes alrededor de 3,5 billones.

Estos países financian su deuda en dólares, con lo que el aumento en su valor significa que los pagos de la deuda se incrementan exponencialmente ahogando y haciendo inviable cualquier recuperación económica. ( Un dólar mas caro implica que para poder pagar la misma cantidad de dólares se necesitan muchos más recursos económicos, o dicho en otras palabras, los pagos periódicos en cada vencimiento de plazos de deuda son mucho más elevados, debiendo destinar un dinero que debería ir a otros sectores, a poder hacer frente a los mismos, ahogando la economía del país afectado ya que su moneda cada vez es mas débil frente al dólar y necesitan mayor cantidad de la misma para poderla compensar)

El aumento de los tipos de interés, conllevará que los bancos acreedores de dicha deuda, obtengan enormes beneficios en base a la acumulación de un dólar con valor aumentado y que supondrá para el pago de dicha deuda un empleo mucho mayor de divisas inferiores al objeto de poder cubrir el valor de su deuda en dólares por parte de los países prestararios. ( los obligados a las devoluciones de los préstamos solicitados)

Pero no acaba ahí, en el año 2008 la FED inició un programa “compensatorio” que establecía tipos de interés sobre los “excesos de reservas” que cada banco depositaba en ella, con el objetivo de “guardar” dólares a la espera de “mejore” el panorama o suba su valor para poder invertirlos con mayor beneficio. En su inicio, la FED contaba con escasos 2.000 millones de dólares, sin embargo, en el momento presente, la cantidad de dichas reservas depositada en la FED asciende a nada más y nada menos que 2,5 billones de dólares.

El interés que la FED abona a las entidades bancarias por depositar dichos dólares, debe ser satisfecho por el conjunto de la población de EEUU, con lo que si sumamos la elevada cifra depositada al aumento en los tipos de interés , fácilmente podemos ver como todo banco que tenga sus “excesos de reservas” depositado en la FED verá incrementado el beneficio que obtiene por las mismas,  via pago de mayores intereses por sus depósitos.

Ese beneficio, es pagado por la sociedad norteamericana via impuestos, recortes, eliminación de ayudas o encarecimiento de precios, tasas, pagos y servicios , ya que quien se halla obligado a pagar dichos intereses no es otro que el Tesoro de los Estados Unidos.

 

En segundo lugar, los grandes beneficiados por la subida de tipos de interés son las grandes empresas de EEUU cuya actividad se basa en la importación, y  las grandes empresas extranjeras que exportan a EEUU.

Para las empresas norteamericanas con estructura capaz de establecer comercio internacional, les saldrá enormemente más económico deslocalizar y dejar de producir a nivel local , para adquirir y/o producir  a menor coste ( gracias al aumento de fortaleza del dólar) fuera de EEUU y proceder a vender dentro. En otras palabras, pueden comprar muchas más cosas con un dólar.   La diferencia entre costes/gastos e ingresos, obviamente será muy beneficiosa para sus balances contables, mientras que con toda probabilidad, aumenten las listas de desempleo en EEUU a la vez que se desplace la capacidad de crear I+D lejos de sus fronteras.

No hay que olvidar que en Agosto de 2015, EEUU dobló su cifra de pobreza respecto a la existente 20 años atrás, colocándole como el país con uno de los mayores índices de pobreza relativa de todo el mundo, con más de 55 millones de personas en dicho umbral, completamente excluidas por el propio sistema.

Un repunte en el tipo de interés, conlleva la inmediata subida del precio de las commodities ( materias primas o bienes primarios) como pueden entre otras, ser el trigo, algodón, maíz, avena, cebada, azúcar, oro, plata, aluminio, manteca o leche. El motivo de dicho aumento de precio no es otro que el hecho de tener sus contratos referenciados al dólar, con lo que si el dólar se encarece o aumenta su valor, toda la industria y los países cuyas economías dependen del empleo de dichas materias primas tendrán que pagar mucho más por las mismas, encareciendo el producto final, y por lo tanto , encareciendo a escala global, la práctica totalidad de bienes de consumo y cesta de la compra siendo especialmente notable allá donde las divisas pierdan valor frente al dólar.

Es también esencial tener en cuenta que sobre  el mercado de commodities se permiten los contratos a futuro no ya sobre productos o activos financieros, sino sobre las propias materias primas, con lo que el componente de especulación agrava de manera impensable el flujo o suministro de las mismas, así como sus precios finales a los que pueden ser adquiridas, hecho éste que no hace sino obligar a mayores desembolsos de dinero para poder adquirir una cantidad equivalente de recursos.

La existencia de tipos de interés bajos, facilitó sobremanera la expansión crediticia y la adquisición de dólares mediante la fórmula de deuda , ya que los intereses a pagar podían ser asumidos con relativa tranquilidad. El aumento de los tipos de interés, conllevará el aumento tanto de los tipos de deuda ( se pagará más interés por cada dólar solicitado), como la restricción crediticia ( se solicitarán menos créditos ante la dificultad de poder pagarlos), con lo que las posibilidades de crecimiento y/o desarrollo empresarial o industrial se verán negativamente afectadas debido a la disminución de los flujos de crédito ya que el acceso a los mismos se encarece , exigiendo disponer de una capacidad económica elevada para poderlos asumir.

La ecuación es sencilla: a mayor tipo de interés , los “grandes” ahogan a los pequeños ante la imposibilidad de éstos para poder acceder a financiación.

Los países extranjeros con deuda adquirida en dólares, deberán pagar más en cada plazo que venza de devolución de las cantidades solicitadas, tal y como se ha comentado anteriormente. Para las economías con capacidades limitadas de generar beneficio o ingreso publico, la única salida consistirá en aumentar los ritmos de privatización con el fin de obtener liquidez inmediata que permita hacer frente a los pagos.

El negocio, como puede verse, sale redondo para quienes están aguardando pacientemente las grietas en el sector Público, ávidos de adueñarse de lucrativos bienes , empresas , infraestructuras y/o servicios, por precios muy por debajo de su valor de mercado ante la necesidad de los Estados de vender para poder pagar sus deudas.

La jugada no acaba aquí.

Durante prácticamente más de 8 años, el Tesoro de EEUU ha estado emitiendo Bonos americanos como principal fuente de financiación propia a cambio de continuar su endeudamiento. En verdad, la economía de dicho país, hace bastante más tiempo que entró en default o quiebra técnica, con completa incapacidad de generar pagos acordes a su pasivo sin continuar endeudándose, optando por la única salida que les quedaba que no era sino continuar emitiendo deuda pública de manera ilimitada favorecidos, eso si, por su capacidad para imponer el dólar como moneda referente y por la constante petición de dólares de un ingente número de países.

Actualmente la deuda pública de EEUU asciende a mas de 13,7 billones de dólares, suponiendo ello el 104,79% del PIB estadounidense.

Con la subida de tipos de interés, todos aquellos países o entidades tenedores de bonos americanos, verán como el precio de los mismos decae , significando ni más ni menos que sus bonos valen mucho menos que los actuales que incorporen los nuevos tipos. Quien quiera colocar los bonos anteriores al aumento de tipos, simplemente tendrá que hacerlo perdiendo dinero, perdiendo MUCHO dinero, ya que nadie quiere, salvo que el precio de venta sea una ganga, comprar un bono antiguo que ofrezca una rentabilidad del , pongamos por ejemplo el 3%, cuando puede comprarlo directamente al Tesoro por rentabilidades del 5% actuales.

Sucede la paradoja de que aunque con el repunte de tipos de interés aumenten las rentabilidades de los bonos, su precio disminuye. Sin embargo, los especuladores con capacidad de mover grandes cantidades de capital, ( fondos de inversión, aseguradoras, banca, etc.) que hayan sido capaces de deshacerse de los bonos antiguos , demandarán la compra de los nuevos bonos en la medida que éstos ofrezcan una rentabilidad mayor, dando como resultado que la deuda de EEUU siga teniendo compradores masivos que acepten su colocación, y por lo tanto, sigan evitando mostrar lo que no es sino una realidad que trata de enmascararse huyendo hacia adelante a base de endeudamiento: la economía de EEUU se encuentra en default o quiebra técnica.

Puede que se argumente que el propio Wall Street se vea en cierto modo perjudicado ya que no pocos inversores , si los tipos de interés siguen subiendo, prefieran invertir en deuda pública antes que hacerlo en valores bursátiles privados.

Lo que no argumentarán es la cantidad que dichos “inversores independientes” suponen en la totalidad de accionariado, una cantidad con escasa capacidad de influencia determinante muy lejos de las complejas tramas y acuerdos interempresariales en un parqué cuyos principales actores se mueven conjuntamente y velando por la seguridad de sus intereses.

Que nadie olvide que las Bolsas, sea cuales fueren y se llamen como se llamen, Dow Jones, Nikkei, , FTSE100, IBEX35 o CAC-40, en modo alguno representan la economía ni la salud económica de un país, y mucho menos la reflejan.

Simplemente reflejan los precios de compraventa , con carácter prácticamente especulativo, y que, ya sea más alto o más bajo el valor de cierre diario de la bolsa en cuestión, no es más que eso , no es más que una media del precio de unos papeles que se llaman acciones y que ni tan siquiera hoy en día son capaces de reflejar con ningún tipo de fiabilidad ni credibilidad el valor real de la entidad a la que pertenecen.

La subida de los tipos de interés , junto con el encarecimiento de la cesta de la compra, conllevará el incremento de los intereses adscritos a cada hipoteca, con lo que sus cuotas mensuales se verán igualmente incrementadas, restando capacidad económica a las familias ( deberán dedicar mayor cantidad de recursos al pago de la hipoteca) del mismo modo que limitando el consumo interno ya que a menor cantidad disponible mayor es el miedo y la precaución ante el gasto, fomentando el ahorro de manera prioritaria al consumo.

A menor consumo interno, son las pequeñas empresas y en menor medida tambien las medianas, quienes verán bajar su facturación y sus beneficios, optando como hasta ahora se ha hecho evidente, por la reestructuración de plantilla ( disminución de personal contratado) como modo más sencillo de abaratar costes fijos y seguir tratando de conservar “competitividad”, a lo que habrá que sumar el hecho del aumento de los costes financieros para las empresas ( intereses que deben pagar por los créditos solicitados o emitidos), ahogando un poco más si cabe la cuenta de resultados.

 

No existirá un solo economista neoclásico o neoliberal, defensor a ultranza de la “libertad” de mercado ( que nadie olvide que esa libertad sólo significa AUSENCIA DE CONTROL Y REGULACIÓN, nada más que eso), que vea con malos ojos una subida pronunciada de  tipos. No en vano, supone una magnifica oportunidad de especulación cambiaria, restricción del flujo monetario en circulación, ofertas a precio de saldo del sector público donde seguir “pescando en aguas revueltas”, maximización de beneficios de los intereses que favorecen y representan y aumento en la concentración de mercados en cada vez menos actores.

Dirán que la economía presenta “inequívocos” indicios de recuperación, que el riesgo de deflación debe quedar olvidado, que la crisis es cosa del pasado o que el mercado lo demandaba….

Dirán lo que fuere necesario para contentar a quienes les garantizan la nómina cada mes, el mármol en el hall de sus viviendas, los cocktails sofisticados en las reuniones sociales con entrada restringida o innumerables puestos como profesor en prácticamente casi todas las universidades del Globo, mientras  permanecen impasibles ante la quiebra continuada y las deudas impagables o tratan de imbuir de culpa o miedo al resto alegando que la masa “desconoce” los conceptos de economía, quedando estos sólo al alcance de aquellos a  quienes verdaderamente les han sido “revelados”.

Cada revelación ,  no es sino mayor pobreza, mayor concentración y acumulación de recursos y riqueza en menos manos , mayor saqueo público y menos vergüenza…

Cada revelación muestra cada vez un número mayor de países como peones completamente prescindibles y sacrificables, obligados a entregar sus recursos y su futuro a cambio de que el rey y la reina del tablero puedan seguir vivos un año más, o dos , o cinco…. todo vale mientras puedan mantener sus cabezas por encima del agua, mientras el resto, peones sin valor y prescindibles,  pensando que pertenecían tambien al mismo “club selecto”, se ahoga a la vez que ve cómo sólo les querían para poder auparse sobre sus espaldas y así seguir respirando quien sabe cuanto tiempo más.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »