RSS Feed
Noticias

El engaño de Volkswagen: El fraude que ha hundido un 22% su valor en Bolsa

Los títulos del grupo automotriz alemán se hunden en la Bolsa de Frankfurt

 tras revelarse que falseaba los datos para que sus vehículos pasaran controles ecológicos.

Asi hicieron el engaño

Las autoridades estadounidenses revelaron que el fabricante germano había instalado en unos 482.000 vehículos un sofisticado programa informático capaz de detectar de forma automática el momento en que eran sometidos a un test medioambiental oficial.

Este programa espía activaba un mecanismo interno que limitaba la emisión de gases contaminantes, y le permitía al vehículo pasar el control sin problemas y obtener un certificado de conducción ecológica.

Pero tras finalizar el test, el mecanismo se desactivaba y el vehículo liberaba entonces en la atmósfera gases contaminantes adicionales, sobre todo dióxido de nitrógeno o NOx, relacionado con graves enfermedades respiratorias como el asma.

El grupo VW ha realizado este fraude durante años, a través de una trama de corrupción creada que logró implicar a las autoridades a escala masiva al objeto de colocar en el mercado vehículos que no cumplían con las normas ambientales.

“Aflicción” del Presidente 

El presidente de la firma, Martin Winterkorn, no pudo tapar ni enmascarar por más tiempo la estafa que su compañia llevaba años haciendo en EEUU, y se vio obligado a pronunciarse ante este escándalo, prometiendo “cooperar” con las autoridades para aclarar los hechos

“Personalmente lamento mucho que hayamos roto la confianza de nuestros clientes y del público…”. 

(El empleo de la fórmula “hemos fallado (roto) la confianza de…” ,  es un esquema harto empleado que se emplea generalmente para intentar por un lado, retener en este caso a los clientes estafados dando por sentado que siguen siendo favorables al producto, a la vez que se evade responsabilidad y se difuminan los motivos, beneficios, procesos y gente implicada en la trama. El empleo de la primera persona del plural en lugar de señalar culpable, se hace con la directa intención de transmitir que la marca como tal, de un modo u otro se halla relativamente  “ajena” a lo ocurrido , intentando que sea la imagen de conjunto la que prevalezca para disminuir la presión dirigida a ahondar en la mentira cometida, lo cual inevitablemente llevaría a exponer a la opinión publica y a auditar e inspeccionar dicho fraude en toda su producción mundial, investigar quienes han tomado la decisión de llevarlo a cabo, quienes lo han ideado, quien lo ha consentido, como se planificó y que estructura o recursos se han empleado, qué terceros externos se hallan implicados,  y/o indagar si es éste el único engaño o existen otros más en los vehículos que colocan en el mercado. )

Unido  a ello, el presidente anuncia “una investigación” para esclarecer lo ocurrido, tratando de aparentar que desconocía o no era parte implicada en la trama.

El grupo germano también está enfrentando temas operativos, como por ejemplo la caída de las ventas en China y los esfuerzos por impulsar las ganancias de su marca VW.

Reacciónes

En medio de este complejo escenario, el Gobierno alemán le pidió este lunes a las automotrices que demuestren la veracidad de sus datos de emisiones contaminantes. De hecho, un portavoz del Ministerio de Transportes germano se pronunció:

“Esperamos informaciones fiables de los fabricantes, para que la Autoridad Federal de Transportes Motorizados, KBA, pueda investigar si hubo manipulaciones similares en Alemania o en Europa”.

Mientras tanto, Volkswagen decidió suspender la venta en EEUU de sus modelos diésel de cuatro cilindros de las marcas VW y Audi, luego de que reconociera que falseó datos de emisiones contaminantes.

Esos dos modelos representaban el 23% de las ventas de Volkswagen en los Estados Unidos. La firma germana vendió de enero a agosto un total de 240.000 vehículos en el mercado norteamericano.

( Es decir, el Gobierno alemán pide a los mismos que han cometido el fraude, que “demuestran la veracidad” de que en Europa o Alemania no les están engañando. Vamos, como si el juez que es padre del acusado, le pidiese al ladrón capturado por la policía mientras robaba y grabado por todas las cámaras, que le convenza que sólo robó en esa casa y no en las de alrededor, cuando el botín que llevaba en su mochila correspondía al de todas las viviendas del vecindario, ya que , según lo que le diga, ordenará investigar el resto de robos o no…)

Según Ferdinand Dudenhoeffer, director del Centro de Investigación Automotriz en la Universidad de Duisburgo-Essen, “Este desastre va más allá de todas las expectativas”.

Y es que ya sabeis, la industria alemana ha crecido por su “rigor”, “disciplina”, “tecnología” y “esfuerzo”…, tal que desde aquí podemos jugarnos una cerveza con toda la Comunidad de Vórtice: La investigación buscará dos o tres tontos que actúen como cabezas de turco, se les expulsará de la compañía ( bajo manga ya les habrán dado suficiente para una jubilación dorada) , se comunicará a los medios que unos pocos indeseables actuaron fraudulentamente sin el consentimiento ni aprobación de la compañía y que por su culpa han causado un “daño” a la marca, se redoblará y cuatriplicará la inversión publicitaria, se llevarán a cabo suculentas ofertas en el precio de algunos vehículos, se invertirá en plantas internacionales ( España espera que el grupo VW invierta 4.200 millones de € entre las plantas de Martorell y Landaben), y se tapará y olvidará la trama sin destapar la corrupción existente, para que ésta siga siendo útil en el futuro.

¿ no lo cree así Frau Merkel ?

Ahora comprendemos porque la Sra. Merkel ha defendido durante años los intereses de la industria automovilística alemana, aplazando la imposición de límites de emisiones en Europa…

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »