RSS Feed
Noticias

El “voto por correo” fuerza nuevas elecciones en Austria.

El Tribunal Supremo de Austria anula los resultados de las elecciones presidenciales de mayo y ha ordenado una nueva votación, una nueva oportunidad para la extrema derecha austriaca y la apertura de nuevos riesgos para la Unión Europea, que todavía se tiene que recuperar del Brexit.

La decisión, sin precedentes, establece la repetición de unas elecciónes amargas que ofrecieron un suspiro de alivio a la clase política de la Unión Europea cuando el candidato para el Partido de la Libertad de extrema derecha perdió por algo más de 30.000 votos.

El tribunal falla a favor de la petición formulada por el Partido de la Libertad de anular el resultado de mayo basado en el mal manejo de miles de votos por correo – más que suficiente para hacer variar el resultado.

Heinz-Christian Strache, presidente del Partido de la Libertad que habían presentado la denuncia, calificó el veredicto de una “victoria para la democracia.”

“No ha sido un descuido, sino irregularidades legales masivas”, dijo.

Una victoria Partido de la Libertad en una nueva elección podría marcar la primera elección de un Presidente de extrema derecha en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, que daría alas a los partidos populistas y nacionalistas en toda la región. Fuerzas aliadas con el partido de Austria en Francia, los Países Bajos y en otros lugares ya se están tratando de sacar provecho de referéndum británico de la semana pasada para establecer su propia agenda de comicios en favor de la salida de la U.E.

el candidato del Partido de la Libertad, Norbert Hofer, ha planteado una votación para salir de la U.E. “En menos de un año” a no ser que el bloque haga reformas significativas.

“Si Hofer, al final, resulta vencedor, puede traer una cascada de consecuencias”, dijo Reinhart Heinisch, director de ciencias políticas en la Universidad de Salzburgo. “El gobierno austriaco podría caer, y sería visto como una indicación más de que la idea de Europa no sólo se está desgastando en su periferia, sino que va en aumento en su centro.”


El ganador en mayo, Alexander Van der Bellen, un estadistas y un ex político del Partido Verde, iba a jurar el cargo la próxima semana y ahora tendrá que ver como Hofer y otros ocupar temporalmente la posición.

La Ley austriaca contempla que el puesto vacante de presidente se llene, en el ínterin, por los tres parlamentarios de mayor nivel de la nación – de los cuales Hofer es uno. Eso significa que va a asumir ese papel, junto con los líderes de los partidos más votados de Austria, a partir de 8 de julio.

En Austria, el trabajo del presidente es en gran parte ceremonial – el jefe de gobierno es el canciller, actualmente Cristiano Kern del Partido Social Demócrata de centro izquierda. Hofer promete ejercer el poder de nuevas formas – amenazó, por ejemplo, sus amenazas de disolver la Cámara Baja si no se para el flujo de inmigrantes han sido continuadas. Estas se convirtieron en una de las cuestiones definitorias de las elecciones de mayo.

Mientras ejerce de forma provisional, le faltará el poder para causar terremotos. A pesar de que la fecha para la nueva elección aún no se ha establecido, se espera que los nuevos comicios se celebren en Septiembre u Octubre.

“La decisión . . . no hace perdedor o un ganador a nadie. Sólo debe servir a un propósito: Reforzar la confianza en nuestro sistema legal y por lo tanto nuestra democracia “, fueron las palabras del presidente del Tribunal Constitucional de Austria, Gerhard Holzinger.

El tribunal, en su fallo, hizo hincapié en que no había evidencia de manipulación deliberada. Las papeletas causa de la disputa, votos por correo que fueron abiertos antes de fecha y contadas sin supervisión legal, parecen ser sobre todo el resultado de una gestión descuidada. Las irregularidades afectaron a un total de 77,926 votos, más del doble del número de papeletas que cambiaron el resultado de la elección.

El tribunal también declaró que la práctica de filtrar información a los medios sobre los primeros resultados oficiales del gobierno es “ilegal”.

En declaraciones el viernes en Viena, Hofer puso en duda que las papeletas hubieran sido contadas correctamente.

“Lo que estas personas hicieron está más allá de mis conocimientos”, dijo.

No quedó claro cómo los resultados de la votación por la salida de Gran Bretaña podría influir en la campaña de Austria. Por un lado, el barapalo de la libra esterlina y la inestabilidad económica podría llevar a algunos austriacos a mantener el status quo. Sin embargo, con la votación todavía a meses vista, los analistas preveen que la recesión de la crisis en Gran Bretaña podría trabajar a favor de Hofer.

Kern, el canciller austriaco, dijo que espera que todos mantengan la cabeza fría en la nueva campaña.

Fuente: TheWashingtonpost.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »