RSS Feed
Noticias

Entre Líneas. Turquía en Siria y análisis de la situación en Africa.

Este nuevo programa dedicado a buscar las pistas del gran juego que se
esconden entre las líneas de la noticia, hubo mucho más sobre política
internacional. El repaso al escenario africano casi no dejó tiempo para la
situación española: el golpe dado por la justicia europea al acuerdo de pesca
entre la UE y Marruecos que en Rabat han intentado utilizar como un medio de
legalizar su ocupación del Sáhara Occidental, el golpe de estado en Zimbabue
al presidente Mugabe, la inquietante situación en Guinea Ecuatorial… Muchas
noticias que se han sucedido recientemente y que han servido para poner en
contexto los grandes cambios que se están registrando en la geoestrategia de
un continente del que sólo se habla para destacar desastres y miserias pero,
en el que no hay potencia grande o mediana, que no quiera estar.

El presidente turco Erdogan ha aprovechado que el conflicto de Siria parece que pierde fuelle para intervenir contra los kurdos que habían tomado posiciones en el norte del país vecino aprovechando su alineamiento con EEUU en contra de las fuerzas islamistas del ISIS que, todo hay que decirlo, ha sido alabado en Washington como un elemento clave para pararle los pies a los “terroristas”.
En este Entre Líneas, Diego Camacho recordó que uno de los pocos puntos de acuerdo entre vecinos mal avenidos como son Siria,Turquía, Irak e Irán ha sido precisamente el poner freno a las aspiraciones kurdas de crear un estado propio, algo que las potencias occidentales les habían prometido en los tiempos de la reconfiguración de fronteras que siguieron a la derrota de la I Guerra Mundial que acabó con el Imperio Otomano. No hay que perder de vista, dijo, que después de haber prestado una valiosa ayuda contra el ISIS los kurdos sean de nuevo traicionados por los occidentales y, especialmente en este caso, por los Estados Unidos más dispuestos a mirar hacia otro lado para no incomodar a ese niño bonito de la OTAN que viene siendo Turquía, mientras Erdogan hace limpieza con unos kurdos que se supone son sirios pero que él considera son muy amigos del separatismo de los kurdos turcos.

Todo es posible pero, apuntó Ana, esta vez, lo de mirar hacia otro lado dejaría
ante la opinión pública mundial una imagen de la diplomacia estadounidense
traicionera y poco fiable que, está claro, va a causar un grave daño a la
capacidad de maniobra de los Estados Unidos. Una cosa es que Trump haya
intentado tranquilizar a Erdogan diciéndole que en vista de que ya no hay que
combatir tanto va a cesar el suministro de armas a los kurdos en siria, y otra es
dejar que el presidente turco lo interprete como que tiene manos libres para
hacer de su capa un sayo y resolver lo que para él es una amenaza con una
atrocidad.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »