RSS Feed
Noticias

ANTONIO J. MAYOR
La venta de la Sanidad Pública a los Fondos privados de inversión (Fondos Buitre)

“Los medicamentos que realmente curan no son rentables, siendo un negocio más rentable lanzar al mercado medicamentos que son consumidos de forma prolongada”

Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts.

Desde la FADSP (Federacion de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública) detallan y describen punto por punto, paso a paso, el modo en el que el Gobierno desde el ejemplo de un Hospital Gallego, cubre la espalda y favorece que fondos de inversión como CVC-Quirón adquieran a precio de saldo uno tras otro todos los hospitales que deseen. No se puede decir mas claro.

Este fondo de inversión se ha convertido en muy poco tiempo en un gigante dentro del campo sanitario, contando entre sus últimas adquisiciones tres grupos de hospitales y cuatro grupos de centros de Prevención.

IDC-Quirón nació en Julio de 2014, mediante una fusión que la CNMC consintió mirando hacia otro lado, permitiendo una posición de dominancia donde manos privadas gestionaban centros públicos y, lograban junto a ello conformar un fondo  formado por más de 40 grupos de hospitales y una plantilla de más de 24.000 trabajadores, dando lugar al grupo hospitalario PRIVADO más importante de España y el tercero a nivel europeo.

Es importante remarcar la palabra PRIVADO, que nadie la olvide ni la pase por alto… ¿Por qué siendo privados se les ha entregado en bandeja de plata la gestión de Hospitales Públicos en Barcelona y Madrid? (Hospital General de Catalunya, Hospital Fundación Jiménez Diaz, Madrid; Hospital Infanta Elena, Valdemoro; Hospital Rey Juan Carlos, Móstoles y; Hospital Collado Villalba, éste último cerrado durante un tiempo por los recortes y la falta de medios) sin olvidar otros tantos que poseen en Castilla la Mancha, Comunidad Valenciana y Canarias.

Es importante remarcar la palabra PRIVADO porque políticos nadando en océanos de corrupción y engaño decidieron en su momento, y siguen haciéndolo hoy en dia con mucha más fuerza y menos vergüenza, que la Sanidad (pagada durante décadas de nuestros bolsillos para garantizar una cobertura médica y una asistencia íntegra sin que dependiese del precio de una factura) debía ser robada de su verdadero dueño (la sociedad española) para entregarla a intereses privados para solventar su vida y la de sus descendientes.

Decenas de hospitales hechos con dinero público (de impuestos pagados con el sudor y el sacrificio de todos los españoles para tener una Seguridad Social que no conduzca al desamparo o a empeñar toda una vida si no se dispone del dinero que una empresa privada te pida para poder curarte), plantillas de médicos, enfermeros, especialistas, técnicos, etc, etc… todos ellos han sido puestos al servicio de intereses privados, pendientes de generar beneficio al “inversor” y, muerte o desatención al ciudadano de a pie, el mismo que ha empeñado parte de su vida para contribuir a que exista una infraestructura pública de Sanidad.

No existe dinero en el mundo capaz de pagar a precio de mercado los edificios, instalaciones, equipos, maquinaria, plantilla, ambulatorios, centros, laboratorios, suelo, vehículos, formación, especialistas, investigación, infraestructuras y servicios que han sido construidos, pagados, conseguidos y logrados durante más de cien años en España a través de los bolsillos de todos, es decir, PÚBLICOS.

– No existe.

Y sin embargo, fondos buitres al servicio de “inversores” que, con diferentes nombres actúan de manera mancomunada con una unidad que no deja siquiera resquicio a la defensa, viven de la desunión del resto; de la corrupción que ellos brindan y otros muy gustosamente aceptan, más fácil cuanto más alto es el cargo político o empresarial que detentan, y del empobrecimiento y saqueo de elementos básicos y esenciales no sólo para el desarrollo, sino para la mismísima supervivencia de cualquier sociedad.

De este modo, han ido adquiriendo viviendas, colegios, electricidad, agua, industria, prisiones, recursos energéticos… y por supuesto, la Sanidad.

Votar por un partido politico llámese “X”, llámese “Y”, o como tú/usted desee, no significa dar un cheque en blanco ni callar cuando se roba, engaña, traiciona, miente y saquea a manos llenas. Nombrar a un equipo de personas para que desempeñen la tarea de gobernar un país significa simplemente que son responsables de ejecutar lo que la sociedad pide, necesita y le beneficia, pero JAMÁS autoriza a que deleguen la gestión de lo público a terceros que se mueven por interés empresarial y que no han sido elegidos por NADIE.

A fecha de hoy y, gracias a una crisis que no ha sido sino una inmensa estafa a gran escala, un pais como España no tiene siquiera donde caerse muerto. Con escasa relevancia a nivel global, y con la corrupción y pasividad enquistada a nivel interno, no tenemos esperanza racional de poder durar mucho más.

Siniestros perfiles como el del “ejecutivo” Victor Madera (Quiron-IDC), que puede sin ningun temor a duda ser considerado como el verdadero Ministro de Sanidad en la sombra, se pasean por el ministerio, ordenan y mandan cuanto se les antoja y, compran a precio de saldo Hospitales en España como si de un mercadillo de extrarradio se tratase. Para el resto… queda la Sanidad del mismo modo que un perro husmea en la basura, con el hocico rasgado y sobreviviendo a base de despojos que tarde o temprano acabarán igualmente por matarle.

El proceso es muy sencillo, tan sencillo como efectivo:  Se llega al poder politico >> se introduce en el servicio público a privatizar determinados perfiles “de confianza” en los puestos de direccion >> dichos perfiles se encargan de destrozar cualquier atisbo de organización o coherencia >> los efectos de la gestión de dichos perfiles “de confianza” comienzan a dejarse notar: Exceso de gasto premeditado, despilfarro, servicios destrozados, despidos; políticas de RRHH que despiden, reducen, desmembran, dividen y rompen la plantilla, creando un clima de división y desorganización estructural insalvable; impagos, deudas, pago de facturas mil veces por encima de su precio real de mercado… >> No existe suficiente personal para la demanda de servicio, las listas de espera aumentan y los minutos de atención a cada paciente disminuyen hasta convertirse en segundos >>  a nivel institucional se corta el flujo de dinero >> el servicio público entra en “deuda” y es presentado como “ineficiente” >> la sociedad comienza a recibir un servicio deficiente >> se culpa de la “ineficiencia” al hecho de que “lo público” es incapaz de gestionarse adecuadamente por si mismo >> se coloca en “mercado” el servicio público aduciendo que “la sociedad no puede permitirse ese gasto de dinero” >> Se entrega la “gestión” del Servicio Público y se VENDE a manos PRIVADAS. >> El pais HA PERDIDO delante de sus narices lo que es suyo.

Tengas el dinero que tengas, sólo serás un cliente favorable para una clínica privada o una compañía médica privada, mientras les puedas pagar una cantidad capaz de cubrir la estancia, los cuidados médicos, el salario de los médicos, enfermeros, especialistas y celadores que te atiendan, las intervenciones que te hayan hecho, los fármacos que te hayan administrado… a la que habrás de sumar la cantidad que ellos deban embolsarse como beneficio empresarial.

Mientras lo tengas, probablemente a tí no te interesará este análisis e incluso puede que te llegues a sentir mucho más cómodo diciendo a tus amistades que tienes la tarjeta “Oro” de ésta o aquella Compañia Médica… Pero no lo olvides, si alguna vez tienes un cáncer (podríamos decir “tumor”, pero cancer tiene mas posibilidad de hacerte reflexionar…) ni todo el dinero del mundo podría llegar a tiempo para ofrecerte los servicios que una Sanidad Pública podría poner a tu disposición.

Probablemente recuerdes infinidad de “famosos” echándose agua encima diciendo que “iba por la ELA” (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Lo que puede que no sepas es que en el Hospital Público Carlos III (Comunidad de Madrid) se hallaba la que probablemente fuera la unidad más fuerte y avanzada en la lucha contra dicha enfermedad, que dicho Hospital a consecuencia de los “recortes” ha sido absorbido por el Hospital de la Paz y que la unidad contra la ELA… ha sido desintegrada y desmantelada.

Recuérdalo, si alguna vez comienzas a sentir que hablas lento, que se te paraliza la lengua y/o comienzas a tener parálisis faciales temporales, puede que hayas caido en las garras de la ELA, una enfermedad que a fecha de hoy se cobra la vida de prácticamente el 100% de sus victimas. Recuerda que en el centro público Carlos III, como en muchos otros centros públicos en España, habia cientos de investigadores médicos y especialistas dejándose la vida y la piel peleando a brazo partido (y en inferioridad), sin doblar la rodilla ni retroceder contra una enfermedad que mata de la manera mas cruel. Recuerda que peleaban por tí, y que lo hacían con el dinero que todo un país ponia de su bolsillo, para que alguien fuese capaz de curar al resto sin pedir nada a cambio.

Recuérdalo, porque aunque quieras olvidarlo si te dicen que tienes la ELA, tu tiempo comenzará a correr muy, muy rápido, y no existirá una sola tarjeta oro de ninguna compañia médica capaz de retrasarlo y mucho menos detenerlo.

Si dejamos que vendan la sanidad a intereses privados, estamos perdiendo nuestra vida y poniéndola a los pies del beneficio económico de unos pocos “empresarios”. Estamos perdiendo lo que nos ha costado mil vidas construir, estamos perdiendo lo tuyo, lo mío, y lo de todos… Estamos condenando al débil, y eso nos convierte en cómplices de cada muerte a las puertas de un Hospital por no tener dinero para poder ser atendido.

Estamos matándonos entre nosotros.

Nos están quitando todo, y no hacemos nada para evitarlo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »