RSS Feed
Noticias

MITOA EDJANG CAMPOS
Gracias Volkswagen. Psicopatía en grado máximo.

Gracias Volkswagen por enseñarnos, una vez más, la verdadera personalidad de las multinacionales.

Y digo personalidad porque a pesar de lo que nos quieren hacer creer algunos, las corporaciones (Trusts) y/o multinacionales son propiedad y están dirigidas por humanos con nombres y apellidos, por lo tanto podemos afirmar que poseen personalidad, la de aquellos que modelan sus políticas de actuación y comunicación por ejemplo.

Parece que últimamente mucha gente ha olvidado la estrategia jurídica que propicio la aparición de las corporaciones. El olvido no es casual, es totalmente premeditado a la vista de las ingentes cantidades de dinero que los trust dilapidan en publicidad y campañas de imagen para adecentar su imagen pública. Pero yo no olvido, es más, tampoco perdono.

La “Corporación” nace para desligar de responsabilidad penal o mercantil a los propietarios de las mismas frente a los explotados. Por ejemplo, las monarquías europeas utilizaron esta identidad jurídica para el expolio de las colonias sin exponer su imagen. Pero es a raíz de la Revolución Industrial, época en la que las reivindicaciones laborales y económicas de la masa trabajadora calan en una sociedad horrorizada por la voracidad sin límites de los grandes magnates de la industria y los financieros, cuando surge el concepto moderno de Corporación. La idea es sencilla, crear un “muñeco de paja” que vestido como un humano de el pego de responsable y cabal, pero al que es imposible pedir responsabilidad moral, social y, muchas veces tampoco económica por los desmanes cometidos en su nombre al ser un “Personaje”, no un “Ser Vivo”.

La táctica es perfecta y, además sirve para esconder la verdadera identidad de los que mueven los hilos y diseñan las políticas entre la maraña de comités, juntas, directivas ejecutivas, consejos de administración, etc, etc. En resumen, la piel (disfraz) de cordero perfecto con el que vestir los lobos. Lobos que sencillamente carecen de empatía por sus presas a las que ven como meras piezas que llevarse a la boca.

Las multinacionales/corporaciones tienen como objetivo principal obtener el máximo beneficio monetario, ganar pasta a cualquier precio, hacer dinero sin importar las consecuencias que sus políticas de máximo retorno puedan tener en la sociedad o el medioambiente donde opera.

En resumen, son el caballo de Troya ideado por unos personajes psicópatas con el que infiltrar la sociedad, privarla de sus bienes y una vez realizada la fechoría, salir de la carcasa y fugarse a otro lugar dejando el esqueleto para recibir las iras del populacho sediento de venganza.

Es triste darse cuenta de lo engañada que estamos la chusma, esos que remamos a ritmo de látigo y tambor, que caemos timados una y otra vez con la misma estratagema; una masa de consumidores más contenta con quemar la carcasa que por impedir la entrada del Caballo en la plaza de la Villa.

Volkswagen es sólo la punta del iceberg, es un ejemplo entre miles de la codicia sin fin que caracteriza a los psicópatas encorbatados que ostentan el Poder en el mundo. Es un ejemplo más de cómo determinadas personas que se consideran superiores entienden los “negocios”.
Como buenos psicópatas carentes de sentimientos o remordimiento, inventan y aprovechan cualquier circunstancia para vender humo y hacerse multimillonarios, si es necesario utilizarán un tema tan vital como la crisis ecológica para ganar más dinero y, por muy increíble que te pueda parecer, no les importan las consecuencias que de sus acciones.

Titulares como los que hemos podido leer estos últimos días sólo se explican bajo el prisma de la conducta psicopática. Declaraciones como las realizadas por el Presidente de la Corporación Volkswagen Martin Winterkorn en el momento de su dimisión cobran sentido si las analizamos conociendo el Modus Operandi de los psicópatas.

“Como presidente ejecutivo acepto la responsabilidad por las irregularidades que se han encontrado en los motores diésel , por lo que he solicitado el Consejo de Supervisión un acuerdo para cesar en mis funciones como presidente ejecutivo del Grupo Volkswagen. Hago esto en interés de la empresa, a pesar de que soy consciente de ninguna mala acción por mi parte…

¿Consciente de ninguna mala acción por mi parte?
A medida que pasan los días y que vamos conociendo la magnitud de la estafa nos sorprenden más estas declaraciones. Algunos datos para tener perspectiva de los hechos:
– El fraude afecta de forma masiva a los Volkswagen Golf, Passat y Tiguan.
– La compañía ha dicho esta semana que hay en total 11 Milllones de vehículos afectados en el grupo, así que se supone que el escándalo también afecta de forma masiva a otras marcas.
– Volkswagen y Seat acumulan una cuota de mercado del 17%. Estimaciones del sector sitúan entre 250.000 y 300.000 las unidades con ese motor que estarían circulando actualmente en España.
– Seat montó más de 500.000 de los motores diésel investigados.

¿Las consecuencias a nivel económico sólo para la marca? Pues realmente son incuantificables, pero sirva un botón de muestra:
– En Bolsa, las pérdidas ya son colosales. A la caída del lunes del 18,6% se une la del martes pasado, del 19,8%, la mayor en la historia de la compañía. En solo dos días, se han esfumado 26.500 millones de euros de capitalización.

Y… ¿Qué hay de las consecuencias para el medioambiente…? ¿Le importan a alguien? Porque yo me paso el día aguantando sermones desde diferentes frentes sobre lo grave que es el cambio climático, las consecuencias catastróficas para las costas y el clima del mundo que va a tener la subida de medio grado de temperatura por la acción de los gases invernadero; me paso el día recibiendo mensajes sobre reciclar, cerrar grifos, pagar basuras, comer menos carne… Todo en aras de evitar el cambio climático mientras este Sr y los suyos se han dedicado a colocar en el mercado millones de coches que han contrarrestado y contrarrestan con creces todas las estupendas acciones de millones de concienciados ciudadanos del mundo. Y todo ello sin remordimiento alguno.

¿Ahora nos tenemos que creer sus disculpas fabricadas desde su gabinete de RR.PP e Imagen?

“Les aseguro que Volkswagen hará todo lo humanamente posible para recuperar la confianza de nuestros clientes, vendedores y la opinión pública”, dijo el director de la marca principal del grupo”

1 comentario en MITOA EDJANG CAMPOS
Gracias Volkswagen. Psicopatía en grado máximo.

  1. Gracias Mitoa por esta reflexión. Efectivamente, estos comportamientos no se pueden entender si no es desde la psicopatía, al menos a mí me cuesta trabajo hacerlo sin pensar en la completa desconexión de algunos de estos señores con las emociones de los ciudadanos de a pie. Y esto es sólo la punta del icebeg.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »