RSS Feed
Noticias

MICHAEL J. SPRINGMANN
París… ¿Ciudad de la luz o de la oscuridad?

Los ataques de París en 13 de noviembre 2015 no son casuales.

Hay una historia tras ellos y, lamentablemente una historia oficial también.

Durante los últimos cuatro años los esfuerzos de Estados Unidos por remover del Poder al presidente de Siria, Bashar al-Assad, de forma ilegal han fracasado. Incluso después de la obtención de la ayuda de Francia, los Estados del Golfo, Israel, Jordania, Arabia Saudita y Turquía, los únicos logros hasta la fecha han sido desahuciar a la población, dejar sin cultura el país, desestabilizar y destruir Siria. Claramente, el objetivo actual consiste en conseguir una mayor implicación extranjera para lograr un “cambio de régimen” en el país.

A día de hoy el objetivo parece ser sumar París, por extensión a Francia, al desastre. El resto de Europa, sobre todo Alemania, serán probablemente los siguientes. La “Migración de los Pueblos” patrocinada por Estados Unidos parece ser el método elegido; está basado en años de experiencia reclutando y apoyando terroristas en Oriente Medio.

El gobierno de Estados Unidos había apoyado previamente terroristas en el Sur y Suroeste de Asia sobre una base ad hoc, pero entonces, después del uso de los muyahidines para luchar contra la URSS en Afganistán, América los transformó en una banda de extremistas listos para subvertir y/o derrocar gobiernos en cualquier lugar y momento, siempre y cuando esos gobiernos fueran “enemigos” de los EE.UU (O, en el caso de Francia, capaces de arrastrar al país a una guerra interminable)

EE.UU ha contado con ayuda inestimable en la contratación de los “muj”; la de Arabia Saudita con su dinero y, Pakistán mediante su organización de espionaje, el ISI (Servicio de Inteligencia Interno). Más tarde, los israelíes se involucraron, especialmente en Irak y Siria. (Para más detalles, véase J. Michael Springmann, Visas para Al Qaeda: CIA Documentos que sacudió al mundo [Washington, DC, Daena Publicaciones LL, 2014]) La pesadilla de París es probablemente una consecuencia de todo esto, con la ayuda especial de la canciller alemana Angela Merkel, los turcos, e Israel.

A comienzos del 2015, los estadounidenses (y sus aliados sionistas) al parecer reconocieron que su política hacia Siria no estaba produciendo los resultados deseados,  Assad aún estaba vivo y en el cargo, así es que adoptaron una nueva táctica, inundar Europa con “inmigrantes” árabes y musulmanes. Generando el suficiente odio y desconfianza mutua Europa dejaría de lado su cuestionamiento timorato de la represión israelí, avanzando hacia un papel más activo en la guerra contra Siria. Esta política ha tenido éxito.

Si bien ha habido un flujo constante de inmigrantes desde el Norte de África, no fue hasta principios de 2015 que se movilizaron a través de Turquía a Europa en cientos de miles. Un simple torrente se convirtió en un inundación, una que ni Noé, ni su arca podrían manejar. Esta inundación ha sido de sirios, así como de otras nacionalidades y grupos étnicos y en lugar de impedir el flujo, Turquía ha dejado que se movieran libremente hacia Europa. Este objetivo parece estar bien planeado, se mueve a árabes y musulmanes de los países vecinos de Israel debilitándolos, proporcionando a Israel la oportunidad de expandirse. Israel ya controla grandes partes del Norte de Irak y una buena parte de Siria (los Altos del Golán).

Con la marea de árabes y musulmanes inundando Europa, se producen dos resultados: Odio y desconfianza mutua y, una división cada vez mayor entre los que tienen y los que no tienen y, en consecuencia, una Europa más débil.

Ya hemos visto, por ejemplo, artículos de prensa sobre inmigrantes defecando en las calles o de escuelas advirtiendo a los padres de no dejar que sus hijas vistan provocativamente (a ojos de musulmanes extremistas) y, ya se han producido los primeros altercados entre musulmanes religiosos y alemanes ebrios en las festividades del Oktoberfest en Munich. Según una fuente bien informada, S. Germek, este “ejército de invasores” probablemente llegará al 1 Millón para finales de 2015. Los políticos de la UE y las ONG ́s de Derechos Humanos insisten en describirlos como “refugiados de guerra sirios”. Los medios de comunicación generalistas europeos tratan deseperadamente de presentar escenas trágicas de niños sirios con el fin de vender una agenda no especificada y desconocida para la opinión pública.

Está claro que los verdaderos refugiados sirios son la minoría, mientras que los que emigran son en su mayoría jóvenes; varones en busca de mejoras económicas, así como islamistas radicales de varios países, que constituyen la gran masa del tsunami de inmigrantes. La mayoría no califican para el asilo político por las leyes de la UE, sin embargo, muchos son ricos, cada uno llega a pagar entre 7.000 y 15.000 dólares a los traficantes; dinero que en parte, es de suponer, proviene del bolsillo del Gobierno de Estados Unidos. No todos se molestan en registrarse como asilados. Hay informaciones que hablan de miles de emigrantes desaparecidos una vez dentro de Alemania, muchos son atraidos por las redes salafistas ocupadas reclutando a los recién llegados, en particular a los innumerables menores no acompañados. Merkel ve esto, piensan algunos, como la manera de cumplir con lo que los medios de comunicación estadounidenses han incentivado desde hace tiempo -Atraer más inmigrantes al país para que haya más recaudación con la que pagar las prestaciones sociales de una población que envejece. Además es una oportunidad de oro para dos cosas; impedir que los salarios suban, o forzarlos a la baja ya que hay mucha más gente dispuesta a trabajar por una miseria. Eso es algo que ha funcionado bastante bien en EE.UU durante años. Lo que estas personas no se dan cuenta es de que, al final, esta política socava el potencial de Europa como competidor frente a EE.UU. También, al tensar las relaciones entre los inmigrantes y Europa, los manipuladores pueden forzar al continente a involucrarse más profundamente en el conflicto de Oriente Medio, consiguiendo así que Francia, Alemania y otros miembros de la OTAN envíen soldados, aviones de combate, armas y dinero para luchar contra esos “terroristas” que, EE.UU y sus represores aliados de la zona, los Estados del Golfo, Israel, Jordania, Turquía y Arabia Saudita, reclutan, entrenan y arman. Los acontecimientos en Paris bien podrían ser resultado de esta política.

El día 13, la página de Facebook de “France24” estaba llena de mensajes tales como “enviarlos a casa”, “están trayendo sus problemas con ellos”, etc. Ahora, esos comentarios parecen haber desaparecido de la página web.

Al haber fallado en derrocar a Assad con armas transferidas desde Libia, junto con las incursiones fronterizas de agentes provocadores, Turquía ha trabajado con los Estados Unidos, y sus aliados en la región, para llenar Anatolia con sirios, iraquíes, afganos y otros -con la excepción de los kurdos-; para a continuación abrir las compuertas, haciendo fluir una marea de refujiados hacia los Balcanes (flujo que EE.UU y la OTAN destruyeron en los años 90) llegando a Austria y, más tarde a Alemania. La canciller alemana Merkel y sus asesores, que habían apoyado la guerra estadounidense contra Irak 2003, trabajaron prolificamente para hacer que el proceso funcionase sin problemas, mediante el envío de trenes a la frontera austriaca para transportar a los inmigrantes hasta la República Federal, a partir de ahí, los solicitantes de asilo podrían pasar a otros países del continente si así lo desean.

La Propaganda también ha ayudado. En Alemania promoviendo el concepto de “El Buen Hombre” (Gutmensch), se dejó claro que sólo la gente egoista y xenófoba se opondría a la entrada de los recién llegados. El adoctrinamiento se ha dirigido incluso a los niños, dibujos animados divertidos con música pegadiza venden el concepto de que “ningún animal es Ilegal”. Sin embargo, no se ha pronunciado ni una sola palabra de por qué Egipto, Israel, los Estados del Golfo o Arabia Saudita no han acogido ni una sola oleada de inmigrantes, aún así, muchas personas se han opuesto a esto; no desde la izquierda, cuyos procesos de pensamiento aparentemente están embotados, calcificada y paralizados en ámbar, sino desde la derecha.

Varios periodistas han preguntado si es cierto que hay por lo menos 4.000 terroristas de ISIL mezclados con los cientos de miles de inmigrantes de todo tipo, mi respuesta es negativa, pero tampoco se puede descartar la posibilidad de que al menos algunos alborotadores se hayan colado entre la corriente de inmigrnates y demás. París ha demostrado la veracidad de esta afirmación.

El Viernes 13 de noviembre 2015, unos supuestos desconocidos, al parecer surgidos de la nada, atacaron una sala de conciertos, un estadio, un restaurante y otros lugares, matando a 130 personas e hiriendo a un número indeterminado. Funcionarios del gobierno francés identificaron a los atacantes como árabes, algunos ciudadanos europeos, otros llegados con la ola de “refugiados”. Los funcionarios nunca aclararon algunos datos básicos y esenciales:

–  ¿En una Francia ferreamente controlada cómo consiguen los terroristas sus rifles AK-47?

–  ¿En una Francia ferreamente controlada cómo consiguen los terroristas sus explosivos?

–  Y… ¿Cómo es posible que el servicio de seguridad externa DGSE (Dirección General de Seguridad Exterior), y el servicio de seguridad interna DCRI (Dirección Central de Inteligencia Interior) no logren hacer frente a los atacantes de quienes conocían sus profundos lazos yihadistas? (Por lo menos cinco de ellos habrían viajado a Siria para luchar contra las fuerzas de Bashar al-Assad para luego regresar a Francia o Bélgica)

Peor aún, a partir de informaciones mostradas en televisión puede suponerse que hubo una planificación externa en este asunto. – ¿Es creíble que un terrorista fanático lleve su pasaporte encima por casualidad, pasaporte sirio por supuesto, mientras se dedica a poner bombas? Naturalmente, esto ayuda a demostrar que los sirios son peligrosos y deben ser bombardeados de vuelta a la Edad de Piedra… Cosa que los franceses ya están haciendo.

– ¿Algo de lo sucedido es realmente una sorpresa? – ¿Es realmente noticia algo de todo esto?

No. Como señalé en “Visados para Al Qaeda: Documentos de la CIA que sacudieron al mundo”, los fundamentos de la política exterior de Estados Unidos para Medio Oriente y el sur de Asia se resumen en: – Reclutar, entrenar y apoyar a elementos radicales; con el respaldo financiero de Arabia Saudita, sospechosa de figurar en las 28 páginas que todavía faltan por desclasificar del informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre los errores en el 11-S, junto con el ISI (Servicios Internos de Inteligencia de Pakistán) Estados Unidos hizo uso de ellos para luchar contra la Unión Soviética durante la década de los 80. En los 90, EE.UU y sus aliados de la OTAN, incluida Alemania, los van a usar para destruir Yugoslavia. Más tarde los terroristas se trasladan a Irak a instancias de Estados Unidos, destruyendo el país tras la invasión estadounidense de 2003. En 2011, los extremistas de Estados Unidos, trabajando en conjunto con las fuerzas de la OTAN y de Estados Unidos y los servicios de inteligencia europeos, destruyen Libia completamente. A finales de ese año, las armas y los combatientes se movían en Siria, con el impulso primordial en el año 2012.

La oscuridad está en camino.

Francia ayudó a crear el rompecabezas que es el actual Oriente Medio. En mayo de 1916, en el infame acuerdo Sykes-Picot, acuerda con Gran Bretaña la división del mundo árabe, tomando lo que ahora son el Líbano y Siria bajo el Imperio francés. Luego siguió una política de divide y vencerás, dividiendo sus nuevas tierras usando para ello disputas religiosas, regionales y étnicas. Desde entonces, la “belle France” se ha beneficiado de la venta masiva de armas en la región, ocupando el tercer lugar tras EE.UU y Rusia. Se ha cimentado una estrecha relación con el extremista Consejo de Cooperación del Golfo. Por otra parte, Francia acepta y apoya las políticas del Presidente egipcio Abdel Fattah al- Sisi. La República Francesa es sospechosa de abastecer directamente o indirectamente a las fuerzas radicales como el Frente Islámico o Jabhat al-Nusra, opositores al gobierno de Assad en Siria.

Después de dos años predicando al mundo la necesidad de deponer ilegalmente al presidente de Siria, el 8 de septiembre de 2015 Francia comenzó a realizar vuelos de vigilancia sobre el país de Bashar al- Assad. El 27 de septiembre, la Armée de l’Air comenzó a bombardear lo que quedaba de Siria.

El 13 de noviembre de 2015, figuras en la sombra pero de alguna manera conocidas dispararon y volaron varias localidades en París. En respuesta, François Hollande, el presidente francés, declaró el estado de emergencia, poniendo 5.000 soldados en las calles de París. Además, anunció la contratación de miles de policías, así como planes de cancelar la doble nacionalidad francesa de aquellos individuos sospechosos de participar en actividades ilegales. Hollande también planea aumentar la vigilancia doméstica. Ha instituido numerosas redadas, combinadas con cacheos sin necesidad de una causa probable y, también ha prohibido las grandes manifestaciones públicas y reuniones, aparentemente abandonando la “Liberté” y la “Egalité” en nombre de la “Securité”. Funcionarios del gobierno de EE.UU (en especial John Brennan, director de la CIA) y Europa están exigiendo ya el fin de cualquier tipo de comunicación encriptada que los ciudadanos puedan utilizar, alegando que debilita la vigilancia oficial y supuestamente ayuda a los “extremistas”; algunos portavoces afirman que este ataque a las libertades civiles ayudará en la prevención del “terrorismo”… Hasta la fecha, la mayor parte del “terrorismo” ha sido patrocinado por el Gobierno, con la Legión Árabe-afgana y los ataques con aviones no tripulados a la vanguardia.

Ya es hora de hacer preguntas difíciles.

– ¿Quién está planeando esto? – ¿Por qué? – ¿Fue el supuesto ataque al estadio de fútbol Hannover 17 de noviembre, un evento real o era otra empresa calculada cuidadosamente para mantener el miedo vivo y justificar más ataques a los derechos de los pueblos?

Mientras esto sucedía podíamos leer el comentario de un amigo alemán observador de los acontecimientos en tiempo real, en varias ocasiones señaló que la información y los hechos eran pocos e incoherentes entre sí. En otro correo electrónico, otro contacto declaró que Alemania estaba en estado de pánico… cada maleta perdida representa ya un riesgo de seguridad y, las sirenas de la policía forman parte habitual del sonido de la ciudad.

Por otra parte, el domingo 22 de noviembre, el Washington Post informaba del cierre de Bruselas, capital de Bélgica y de la UE y lugar sede de la OTAN, el día anterior. Después de que el gobierno anunciase que una amenaza “grave e inminente” cernía sobre la capital, el metro, grandes almacenes y los restaurantes echaron el cierre y se cancelaron todos los conciertos.  Según nuestros contactos en Bélgica -“Bruselas es casi una ciudad fantasma la ciudadanía permanece recluida en sus casas, mientras las calles están llenas de soldados, policías regulares y, la unidad de contraterrorista federal”. Además informó que los efectivos de estas fuerzas han incrementado en tres veces su número y el país se encuentra en Nivel-4, el estado de alerta más elevado. Como resultado, las personas no saben qué hacer -“Es como si el país estuviera en guerra“, añadió. También señaló que muchos belgas se refieren a esta situación como “nuestro 11-S”

– ¿Coincidencia?
La periodista Sarah McClendon afirma que tales cosas no existen. El concepto de “internacional del terrorismo” ha calado en la conciencia de los americanos.

-¿Son los ataques de París, la historia de Hannover y, el cierre de Bruselas, un esfuerzo por difundir este concepto entre los europeos mucho más realistas y escépticos?Lamentablemente sólo el tiempo lo dirá.

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. MICHAEL J. SPRINGMANN París… ¿Ciudad de la luz o de la oscuridad? | El vortice radio | waldemarbranas
  2. MICHAEL J. SPRINGMANN París… ¿Ciudad de la luz o de la oscuridad? | La Otra Utrera

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »