Donald Trump y su inquietante decisión de trasladar la embajada de EEUU a Jerusalén

Donald Trump con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (Mandel Ngan / AFP)

¿A quién beneficia el estallido de violencia en Oriente Próximo? Donald Trump anunció de repente planes para trasladar la embajada de Estados
Unidos a Jerusalém y estalló el caos y la violencia en Israel, los territorios ocupados y, en general, todo Oriente Próximo. Se acabó así una larga temporada de calma chicha favorecida por las divisiones entre palestinos y el debilitamiento de Hamás como consecuencia de la guerra en Siria. La mayoría de las noticias subrayan la ignorancia supina del presidente estadounidense en materia de política exterior, los riesgos de su talante imprevisible para la paz mundial y de cómo la actitud de elefante en cacharrería del sucesor Obama a favor de Israel han puesto en peligro las negociaciones de paz para Oriente Próximo. Puede ser y, de hecho, el viernes de la ira ya se ha cobrado vidas. Pero, cuando uno lee entre líneas como solemos hacer en este programa de El Vórtice cabe preguntarse: ¿Qué negociaciones? ¿Realmente los efectos de este estallido de violencia benefician a Israel? ¿Y supone realmente el anuncio de traslado de la embajada un reconocimiento implícito de Jerusalén como capital de Israel?
En el programa retomaremos otras noticias que aparentan lo que no son en realidad como la que esta semana se ha venido dando sobre Helena Maleno, una activista española de derechos humanos residente en Tánger perseguida por la justicia marroquí. Uno lee los titulares de las noticias, incluso los que parecen estar a su favor (“La activista Helena Maleno, citada a declarar en Marruecos por una causa penal sobre sus llamadas a Salvamento” o “Helena Maleno citada ante un juzgado marroquí acusada de “tráfico de seres humanos” y parece que lleva la razón el tribunal marroquí que la ha citado a declarar como sospechosa de ayudar a emigrantes clandestinos a llegar a España en patera. Pero no, esa es una lectura que oculta unos hechos con otro sentido muy distinto. El malentendido al que ello da lugar, beneficia al régimen marroquí ocultando este tipo de hechos de los que ya hablamos en el programa anterior: el uso de la emigración clandestina por parte de algunos gobiernos para causar problemas políticos a dirigentes con los que tienen rencillas pendientes.
En este programa tocaremos también la super manifestación independentista catalana en Bruselas , el seguimiento de la campaña electoral y esa increíble metedura de pata del presidente Rajoy en la prensa británica con la que atribuyó el nacimiento del parlamentarismo a los británicos. No es de extrañar que provocase la indignación de los leoneses ya que hasta la Unesco atribuye este mérito a España al situar la cuna del parlamentarismo en León y no en Reino Unido. Pero en España somos así, incluso los que se supone que libran una batalla a muerte por la dichosa “marca” España, a la hora de pensar en un logro de la humanidad siempre piensan siempre en otro país.

Compartir:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*