El Vórtice. Ingeniería social SXXI, la Guerra de los sexos


En el programa contamos con la participación de Alejandro González Sánchez, Psicólogo titulado por la UNED. Experto universitario en Hipnosis clínica UNED. Master en Investigación en Psicología UNED. Experto en terapia familiar sistémica.

La consecución de una sociedad mejor es uno de los sueños más antiguos de la humanidad. Y uno de los objetivos en la creación de esa mejor sociedad es el de alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres.

Desde la Revolución Industrial la lucha social de la mujer por conseguir la igualdad con el hombre en trato y derechos no ha sido fácil. Conocidas son las penurias, maltratos y vejaciones sufridas de las sufragistas de principios del Siglo XX, la desigualdad ante la Ley de las mujeres en la sociedad victoriana, el dolor físico, psicológico y el abuso emocional de miles de mujeres que sufren la ablación en el mundo o, la discriminación sutil que tienen que aguantar miles de mujeres en sus puestos de trabajo en occidente, por poner unos pocos ejemplos. Frente a esta realidad y tras años de lucha por parte del movimiento feminista, la ONU, a través de cuatro Conferencias Internacionales sobre la Mujer ha incluido un punto, el de la Igualdad de Género, como el quinto entre los 17 llamados “Metas para un Desarrollo Sostenible” a alcanzar dentro de la llamada Agenda 2030 que propone un mundo sin hambre, sin desigualdades y violencias sociales y que ataje el Cambio Climático.

La verdad que son unos objetivos encomiables, pero cabe preguntarse cómo y quiénes son los resposables de diseñar semejante azaña.
– ¿Por qué? Porque la misma literatura de la Organización de las Naciones Unidas hace mención de que en cada país será la sociedad civil, los empresarios y representantes de diferentes “grupos de interés” los que deberán hacer repaso de los avances alcanzados. Y la pregunta vuelve a surgir -¿Quiénes y/o qué componen esos Grupos de Interés? ¿Qué pintan los líderes empresariales en este viaje?

En este programa comenzamos a platear las diferentes dudas que surgen tras la primera lectura de los textos y leyes promovidos para implementar la Agenda 2030 y cuestionamos la validez como interlocutores y participantes de determinados “grupos de interés” en la puesta en marcha de las Políticas de Igualdad.

 

Compartir:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*