«»Más formación sí, mejor diseño de los aviones también»». Artículo publicado en Aviación Digital.

Cabina del 737Max

Madrid, SP.- Articulo de Opinión / Eduardo Gavilán.

-La decisión de parar las operaciones de los Boeing 737 8 y 9 MAX es sin duda una decisión acertada, que muy probablemente corresponde a un análisis de riesgo realizado por las autoridades aeronáuticas, que han debido considerar que el riesgo de seguir operando estos aviones, no era aceptable hasta que no se identificaran las causas de los últimos accidentes y sus factores contribuyentes, que permitan implementar medidas mitigadoras eficaces para evitar tragedias similares.

Dicho esto, se ha abierto dentro de las “fuerzas vivas” de la aviación un interesante debate, sobre si el exceso de automatización supone un riesgo añadido para la operación de nuestras aeronaves, máxime, tal y como han denunciado los pilotos norteamericanos, cuando estos automatismos actúan sin el conocimiento de los responsables de la operación y su seguridad, los pilotos, ya que estos sistemas disponen de protecciones “duras”(término usado por los ingenieros informáticos) para evitar que se excedan ciertos valores críticos, poniendo el propio sistema barreras automáticas que actúan, sin acción alguna por parte de los pilotos, y en el caso concreto de estos aviones se trata del sistema MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System).

Para seguir leyendo el artículo pincha aquí.-

Compartir:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*