El Club de los Cinefilos Muertos. Hablamos de Martin Scorsese.

Martin Scorsese en El club de los Cinefilos Muertos, cada lunes en el Vortice radio. Con Ruben Pascual y Guillermo Lanchares

Hablamos de Martin Scorsese. Como cada lunes te acercamos al cine.

Todo lo que quieres saber sobre tus películas, directores, actores, técnicas, anécdotas… y mucho más.

Esta vez hablamos de Martin Scorsese, el Rey de los planos secuencia y de las películas de mafiosos. Detalles que nunca habrás oído y un análisis de las técnicas utilizadas por el Maestro para evolucionar sus historias de forma alucinante.

Te contaremos por qué la Mafia tuvo el ascenso que tuvo a partir de los años 50 en EE.UU.Todo comienza con Lucky Luciano. En julio de 1943, el ejército estadounidense se estaba preparando para invadir la isla de Sicilia. Desde su entrada en la guerra EE.UU avanza a través del norte de África, expulsando a los alemanes e italianos hasta llegar a la costa norte del continente. La idea era utilizar Sicilia como cabeza de puente para comenzar la conquista de Italia y de ahí avanzar por el sur de Europa. los alemanes trasladaron tropas a Italia para responder a cualquier intento de invasión por parte Aliada. La invasión tenía toda la pinta de ser un auténtico baño de sangre. Afortunadamente para los americanos, estaban a punto de obtener ayuda de una fuente poco probable: el mafioso Lucky Luciano.

Hablamos de Martin Scorsese, el Rey de los planos secuencia y de las películas de mafiosos. con Ruben Pascual y Guillermo Lanchares

Charles Luciano nació Salvatore Luciana en Sicilia en 1897. Su padre era un minero que soñaba con algún día emigrar a América. Según se dice, su padre guardaba un calendario de una compañía de barcos de pasajeros y un frasco debajo de su cama donde guardaría dinero con la esperanza de ahorrar lo suficiente para hacer el viaje. Cuando Luciano tenía nueve años, el sueño de su padre se hizo realidad y la familia tomó un barco a Nueva York. La familia se estableció en la ciudad entre la creciente comunidad italoamericana. Sin embargo, como muchos inmigrantes italianos de primera generación en ese momento, Luciano finalmente fue arrastrado al crimen organizado.

Cuando Estados Unidos entra en la II Guerra Mundial el gobierno comienza a contemplar estrategias no ortodoxas de proteger el país de sabotajes y comienza a formar alianzas cuestionables, todo vale si esto significa ganar ventaja sobre sus enemigos. Una de las cosas que más preocupaba al Gobierno americano era la idea de que los italianos o los alemanes introdujeran espías en Nueva York a través de los puertos o que los sindicatos de los muelles sabotearan las operaciones portuarias. Sabiendo que la mafia había controlado durante mucho tiempo a los sindicatos y los muelles, comenzaron a buscar ayuda de figuras conocidas del crimen organizado, incluido Luciano.

En 1942, un barco francés de transporte Normandie se incendió. Dada la atmósfera de guerra, se reportó el incendio como obra de espías alemanes. Aunque irónicamente, un jefe de la mafia más tarde afirmó haberlo organizado. La verdad, por supuesto, es que el incendio fue probablemente un accidente. Aún así, puso nerviosas a personas importantes, y nació «Operation Underworld». Bajo el manto de esta operación, líderes de los sindicatos italianos y judíos comenzaron a colaborar con el Gobierno en el mantenimiento de la seguridad. Curiosamente, no se produjo ni un incendio más hasta el final de la Guerra.

Con los planes de invadir Sicilia en 1943, la suerte de Luciano creció todavía más. Tenía contactos con la mafia siciliana a la que Mussolini había hecho esfuerzos para eliminar en un intento de romper el control del crimen organizado en Sicilia. Muchos Dons sicilianos estaban ansiosos por ver su gobierno derrocado. Con la ayuda de Luciano, proporcionaron inteligencia importante a los aliados, incluidos mapas, fotografías, y muchos usaron su influencia para garantizar que las tropas aliadas encontraran poca oposición por parte de la población a su avance tanto en Sicilia como más tarde en la conquista de Italia.

Y así es cómo Lucky Luciano consiguió los favores del Gobierno americano que más tarde ayudaron a cimentar el poder de las familias mafiosas sicilianas que tanto han inspirado las películas de Scorsese.

Hablamos de Martin Scorsese con Ruben Pascual Tardío, director y escritor de cine y, Guillermo Lanchares, actor de doblaje y músico

Puedes seguirnos en YouTube, Spotify, Twitter e Ivoox.

Compartir:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*