España frente a la vacuna obligatoria.

España frente a la VACUNA OBLIGATORIA. Nueva entrevista esencial de El Vórtice Radio con Miguel Jara y Francisco Almodóvar

España frente a la vacuna obligatoria es una entrevista esclarecedora sobre la realidad de la industria farmacéutica y cómo actúa frente a los Gobiernos. Miguel Jara y Francisco Almodóvar lo tienen claro, España no está preparada para imponer la vacunación obligatoria.

Muchas son las dudas que surgen alrededor de los remedios propuestos por la industria farmacéutica para luchar contra la COVID-19.

Por eso, incluso los medios de comunicación generalistas se preguntan – ¿Nos están tomando el pelo las farmacéuticas con la vacuna? Todo apunta a que sí.

La falta de transparencia en los contratos firmados por los gobiernos con las farmacéuticas, el porcentaje de efectividad de dichos remedios, la obligatoriedad o no de tener que inyectarse estos remedios, La viabilidad o capacidad de los laboratorios y farmacéuticas para producir las dosis supuestamente necesarias, la capacidad real de los estados para suministrar dosis a su ciudadanos.
Miguel Jara y Francisco Almodóvar dan respuesta a estas y muchas otras preguntas en este Vórtice absolutamente esencial para poder luchar contra la realidad que unos pocos nos quieren hacer vivir.

España frente a la VACUNA OBLIGATORIA, nueva entrevista de El Vórtice Radio con Miguel Jara y Francisco Almodovar.

¿Nos están tomando el pelo las farmacéuticas con la vacuna? Todo apunta a que sí.

La realidad es que es la segunda vez que, por ejemplo, el laboratorio AstraZeneca se retrasa en sus entregas.  Estas son vacunas para las que ya están firmados los acuerdos y ya se han hecho los pagos.

Acuerdos de compra de la vacuna por todo el mundo

El miedo a quedarse sin una cura ha acelerado las negociaciones de países de todo el mundo con las farmacéuticas. Pfiezer y BioNTech ya cuentan con diversos acuerdos que garantizan la venta de sus tratamientos, si estos obtienen el visto bueno de las autoridades sanitarias tras las pruebas en seres humanos. Por ejemplo, Estados Unidos pagará a las empresas 1.950 millones de dólares (más de 1.600 millones de euros) al recibir las primeras 100 millones de dosis.  

La Unión Europea también ha firmado un contrato con las dos compañías que garantiza el suministro de 300 millones de dosis de la vacuna.

el Parlamento Europeo y el Consejo han anunciado que destinarán una “proporción significativa” de los 2.700 millones de euros del Instrumento para la Prestación de Asistencia Urgente.

Además, Europa tiene otros dos acuerdos con la farmacéutica Sanofi-GSK (300 millones de dosis) y Janssen (200 millones de dosis) y está en conversaciones con otros fabricantes (CureVac y Moderna). 

Para financiar la compra de las vacunas, las autoridades presupuestarias, el Parlamento Europeo y el Consejo han anunciado que destinarán una “proporción significativa” de los 2.700 millones de euros del Instrumento para la Prestación de Asistencia Urgente. Gracias a esta inversión, “todos los Estados miembros tendrán igualdad de acceso a las dosis disponibles”, según informa la UE en su web.

Recorte informativo de Newtral.com

Pese a la falta de transparencia de la industria y a pesar de contar las herramientas legales necesarias, las autoridades europeas y españolas no se atreven a meterle mano a las farmacéuticas.
P: ¿Qué tendencia percibís de las farmacéuticas en esta pandemia en lo referente a transparencia de sus acciones y responsabilidad corporativasocial y sobre sus métodos de ensayo?
R: En cuanto a las prácticas de venta y la protección de las patentes poco ha cambiado la actuación de la industria farmacéutica.
R: Con la vacuna del Covid, hay un poco más de flujo de información, pero a la vez hay una tendencia de las empresas de investigación y producción farmacéutica a unirse y mantener la opacidad frente a sus productos y los resultados de sus ensayos.

Hay tímidos cambios gracias a la concienciación de la ciudadanía. Hace 10 años la gente no concebía la posibilidad de que la industria farmacéutica y los medicamentos pudiesen ser nocivos, hoy día esta percepción ha cambiado.

Las empresas farmacéuticas y laboratorios han firmado acuerdos con los gobiernos para que se les exima de posibles daños provocados por efectos secundarios de los medicamentos o vacunas que se están produciendo y cuyos estudios se han tenido que acelerar debido a la emergencia sanitaria.

Lo que no quiere la industria es tener responsabilidad por los daños de sus fármacos.

Seguimos teniendo un problema grave con la difusión de la información proveniente de los ensayos clínicos que realizan los laboratorios. Están protegidos legalmente como «Secreto Comercial» y no tienen la obligación de divulgarlos.
Ensayan a toda velocidad. Ensayan en la población, esa información queda recopilada y entregan a las agencias reguladoras de medicamentos lo que las agencias reguladoras piden.
Pero no se publica toda la información, que es lo que los investigadores independientes piden, para poder contrastar si la eficacia y la seguridad del medicamento es la que dice el laboratorio.

La población depende al 100% de lo que quieran contar los laboratorios y de su buena voluntad. Pero cuando hay un negocio tan grande la buena voluntad se diluye.

Los contratos con las farmacéuticas que debían proveer las vacunas han sido opacos. Nos encontramos con que pides ver los contratos y los pocos europarlamentarios que han tenido acceso a los contratos se los han encontrado censurados.
De las tres o cuatro farmacéuticas a las que la UE ha comprado vacunas, sólo una ha mostrado el contrato.
Se han comprado por adelantado millones de dosis de vacunas y ahora Se ha gastado mucho dinero público para que las farmacéuticas investiguen rápidamente.
Esta es la realidad de la carrera por la vacuna en Europa. Y la realidad es que España no está preparada social, logísticamente y sanitariamente para imponer la vacuna obligatoria.
Si te gusta nuestra información SUSCRíBETE a nuestros canales y dale al «me gusta», es la única forma de ganar visibilidad.
Compartir:

4 comentarios

    • Buenos días María.

      Muchas gracia por acercarte a la web y bienvenida.

      Precisamente hoy publico la entrevista a Francisco Almodóvar y Miguel Jara en la que explican las alegaciones e ideas a presentar cuando nos quieran obligar a vacunarnos.

      Francisco es claro en ese aspecto.
      – La vacuna es un remedio en fase experimental y dado el tipo de tecnología usada en el desarrollo e implementación de la misma todo el mundo debería de pedir un test genético para determinar la compatibilidad genética con la vacuna.

      Esta el estreno es a las 22:00 horas. Espero que te sirvan las ideas que da Francisco.

      Un saludo y cuídate mucho.

  1. Falsedades que difundis para encubrir el VERDADERO fraude , de unas supuestas vacunas INnecesarias,INeficaces según sus propios prospectos,e INseguras.
    India ha tratado masivamente con su medicina tradicional,al igual que otros países pobres, que NO necesitan las vacunas,al menos su población,en todo caso políticos comprados por aquella farmaindustria. Ver web: http://www.ippocrat.org

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*