El curioso caso de Bangladesh. ¿Por qué no están todos muertos?

El curioso caso de Bangladesh. ¿Por qué no están todos muertos?

– Bangladesh notifica cero muertes por COVID  en todo el país en las últimas 24 horas.

El curioso caso de Bangladesh. ¿Por qué no están todos muertos?. Un artículo único para reflexionar sobre las curiosidades de la COVID.En Bangladesh, siendo optimistas, podríamos afirmar que una cuarta parte de la población está vacunada. Esta nación pobre con una increíble densidad de población parece estar a punto de lograr la inmunidad colectiva, a pesar de violar los principios que los «sumos sacerdotes de la pandemia» aseguran que son necesarios para vencer la COVID.

– ¿Por qué?  ¿Cómo es esto posible?

Bangladesh tiene una población aproximada 167 millones de personas. Estas personas se apiñan en un área del tamaño de Castilla la Mancha y Valencia juntas. Estas dos Comunidades tienen una población de aproximadamente 7 millones.

Bangladesh tiene una densidad de población de más de 3000 personas por milla cuadrada. La densidad de población de España es de 94 personas por milla cuadrada.

Hay que tener en cuenta que la densidad de población promedio de Bangladesh incluye áreas del país que son inhabitables. Son las áreas urbanas las que están densamente pobladas.

Dhaka, la capital del país, tiene una densidad de población de 36,941 habitantes por Km2. Madrid en comparación cuenta con 5,512 habitantes por Km2.

La población pobre vive en barrios marginales enormes e increíblemente densos. Supone al menos el 40% de la población y hay que tener en cuenta que ser pobre a los estándares de Dhaka significa estar tan por debajo de los niveles de pobreza de España, que imaginarlo supone un ejercicio de imaginación imposible para el ciudadano medio español. Dhaka es catalogada regularmente como una de las ciudades menos habitables del mundo, sólo comparable a zonas de Oriente Medio devastadas por la guerra.

El curioso caso de Bangladesh. ¿Por qué no están todos muertos?. Un artículo único para reflexionar sobre las curiosidades de la COVID.

Las condiciones de vida en Bangladesh son miserables, insalubres y peligrosas, es un país desesperadamente pobre. Cualquier disertación académica sobre distanciamiento social, desinfección en las áreas de trabajo o escuelas, es un mero brindis al sol. La gente vive pendiendo de un hilo, sencillamente sobreviven. No tienen tiempo, ni dinero, ni recursos para andarse con juegos. Si algo de lo que nos dicen los «señores del encierro» fuera cierto, Bangladesh debería ser un campo de exterminio. Es una fantasía hecha realidad para cualquier virus. La nación entera es una placa de Petri.

La COVID debería estar arrasando los barrios pobres de Dhaka cual incendio forestal, los cuerpos de los muertos deberían estar apilándose por miles a lo largo de los estrechos y sucios callejones que separan las chabolas abarrotadas de gente y las alcantarillas llenas de suciedad. Una sola tos podría infectar a decenas de personas debilitadas por otras enfermedades, desnutridas y sin atención médica.

Sin embargo, no es así. Los contagios están desapareciendo. – «Nos han mentido»La COVID está desapareciendo de Bangladesh.

Y, sin embargo, en Europa y Estados Unidos, los sumos sacerdotes de la  COVID siguen ignorando la realidad. Los hombres y mujeres que afirman hablar en nombre de la ciencia, los datos y la objetividad, siguen adelante con la agenda diseñada para despojar a sus poblaciones de la libertad individual, afianzar al Gran Gobierno y enriquecer a las farmacéuticas.

El curioso caso de Bangladesh. ¿Por qué no están todos muertos?. Un artículo único para reflexionar sobre las curiosidades de la COVID.

Austria ha vuelto al bloqueo total. Se ha ordenado a los austriacos que trabajen desde casa y todos los negocios no esenciales están cerrados. Todo esto tras el anuncio de que a partir de febrero cualquier persona que no esté vacunada contra la COVID será confinado en arresto domiciliario.

La siempre enojada  canciller Alemana, Angela Merkel, apunta en la mismo dirección y amenaza con tomas medidas similares. Alemania, Austria y la mayor parte de Europa ya han adoptado todos los principios del «Evangelio de los encierros», el uso de mascarillas y la vacunación y, sin embargo, la COVID no está ni cerca de ser derrotada en Europa.

Aproximadamente el 79% de los alemanes han recibido la pauta completa de vacunación, pero las cifras de COVID siguen aumentando. Entonces, está claro, la prescripción debe ser más de lo mismo…

Mientras tanto, en toda Europa, la gente se está despertando y exigiendo el fin de la locura. Están manifestándose. Se niegan a acatar y ven con sus propios ojos lo que los supuestos expertos no pueden o no quieren. Todos los cierres y las medidas de distanciamiento social y las vacunas han fracasado .

La “pandemia” terminará cuando un número suficiente de personas en cada nación hayan tenido la enfermedad y adquieran inmunidad natural. No podemos vacunarnos para salir de esta situación. No podemos acabar con la enfermedad por decreto.

Bangladesh es quizás la prueba definitiva de la completa bancarrota de las ideas que han articulado los burócratas y autócratas del planeta desde que comenzó toda esta crisis . Expone la falta total de base fáctica en la creencia de que debemos seguir imponiendo la vacunación a la población y castigar a quienes no cumplan.

El curioso caso de Bangladesh. ¿Por qué no están todos muertos?. Un artículo único para reflexionar sobre las curiosidades de la COVID.

Quizás, más que nada, resalta las verdaderas agendas en juego. La gente debe vacunarse, porque se debe hacer cumplir y porque las grandes farmacéuticas deben tener sus ganancias. Una solución a esta crisis fabricada, que preserve la libertad personal y se base en la inmunidad de grupo natural, no logra ninguno de esos objetivos.

Si algo que nos dicen los “expertos” fuera cierto, Dhaka sería una ciudad fantasma. No lo es. Está avanzando y saliendo de la pandemia. No tenemos tanta suerte.

Artículo original escrito por Charles «Sam» Faddis, ex agente operativo de la CIA, con más de 30 años de experiencia en operaciones de inteligencia en Medio Oriente, Sudeste asiático y Europa. Su última misión, antes de jubilarse en mayo de 2008, fue como jefe de la unidad de Armas de Destrucción Masiva terrorista de la CIA. Llevó al primer equipo de la CIA a Irak en el verano de 2002, antes de la invasión de ese país, y ha trabajado extensamente en el campo con las fuerzas del orden, las fuerzas de seguridad locales y los equipos de operaciones especiales. Desde su jubilación, escribe extensamente, ha proporcionado capacitación a una amplia variedad de entidades gubernamentales y privadas y aparece regularmente en radio y televisión.

#elvorticeradio #elvortice #análisis

Si te gusta nuestra información SUSCRíBETE a nuestros canales y dale al «me gusta», es la única forma de ganar visibilidad.

🎙  Únete al canal de telegram. https://t.me/elVortice
🌪  Página web. https://www.elvorticeradio.com
💊  El podcast Ivoox.podcast de El Vórtice
📘  Facebook. https://m.facebook.com/elvorticeradio/

Compartir:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*